¡Lo tienes que pedir! Cómo el solicitarles calificaciones a los clientes puede ayudarte a vender más productos y a precios más alto

Reading Time: 3 minutes

Sin tener la oportunidad de conocerte, y al no conocer mucho de tu compañía y ni siquiera poder tocar el producto, hasta un 90% de los compradores online se basan en las calificaciones para decidir si van a comprar el producto o no.

La mayoría de los vendedores no tienen influencia sobre la calidad del producto que venden; están a merced de los fabricantes. Por tanto, su influencia se limita al precio y a la reputación.

Las puntuaciones de reputación varían, desde aquellos sitios que solo se basan en calificaciones, tal como Trustpilot y Google Reviews, hasta aquellos que tienen una influencia más obvia en el orden en que aparecen los productos, como las calificaciones de vendedor en eBay o Amazon.

Mientras muchos vendedores se enfocan en el precio de la competencia, y algunos usan sofisticadas herramientas de repricing (revisión de precios) para cambiar sus precios, la mayoría de los vendedores son notablemente pasivos cuando se trata de gestionar su reputación. Se sientan y esperan a que esos clientes que cada vez tienen menos tiempo vengan a visitar sus sitios o plataforma en la que compraron y dejen una calificación.

Pero sí pueden, y deben, pedirles calificaciones a sus clientes. ¿Por qué? Así como se compara a un hotel de cinco estrellas con uno de solo tres, las calificaciones más altas significan precios más alto.
En el siguiente ejemplo, se ve a dos vendedores en Amazon con el mismo producto.

¿Te diste cuenta de que Amazon a puesto el precio más alto de £13.81 por encima del menos costoso de £12.70? Los productos son idénticos, así que el precio más bajo siempre ganará, ¿no es verdad? No.
En nuestro segundo ejemplo, los dos vendedores tienen calificaciones parecidas, pero Amazon ha elegido poner arriba al que tiene un mayor número de calificaciones.

Estos tres datos—precio, calificación y número de calificaciones—influyen en el orden del listado.

Los pedidos en Amazon se calculan en alrededor de 1 millón por día. Estos son muchos datos para analizarlos. Y este análisis, motivado únicamente por su deseo de vender—y por lo tanto generar más ganancias para Amazon—los ha llevado a mostrar los productos en el orden ya presentado. El algoritmo trata de replicar las emociones por las que pasa un comprador al seleccionar de dónde comprar, y entonces se pone un paso adelante al mostrar el producto que tiene más probabilidades en la posición A.

Y aunque las calificaciones de los diferentes sitios y plataformas tienen algoritmos diferentes, está claro que mientras más calificaciones positivas se tengan, mayor será la probabilidad de completar una venta.

Así que, les escribo a todos mis clientes y les pido que dejen una calificación, ¿verdad?

Podrías hacerlo. La mayoría de las plataformas te ofrecen un método para comunicarte con tus antiguos clientes y pedirles una calificación. Y también puedes usar una herramienta de emails desde tu propio sitio para escribirles a los clientes y pedirles que vayan a Trustpilot y dejen una breve calificación.

Sin embargo, esto toma tiempo. Y aunque realmente puede incrementar la cantidad de calificaciones en tu producto, imagina lo que podrías lograr si enfocas tu atención en aumentar tus calificaciones de cinco estrellas.

Recuerda, las puntuaciones de vendedor son solo eso: puntuaciones de vendedor. No son calificaciones del producto, son solo una puntuación sobre lo bien que se procesó el producto y tu profesionalismo como vendedor. ¿Entregaste el producto correcto por el precio acordado y a tiempo?

El contactar ciegamente a todos los clientes que hacen una compra tiene algunas desventajas:
⦁ Incluso con algunos procesos automáticos, esto puede tomar mucho tiempo.
⦁ En tu gama de productos puede haber productos que sean complejos para instalarse o usarse, así que probablemente varias personas consideren el producto que les vendiste en lugar de tu servicio.
⦁ Puedes obtener calificaciones negativas cuando algo fuera de tu control causó un retraso en la entrega.

Para conseguir los mejores resultados, podemos enfocarnos en los clientes que obtuvieron sus productos sin ningún contratiempo.

Inténtalo. En la siguiente semana, dedica una hora todos los días a redactar mensajes amables pidiéndoles una calificación a los compradores de productos simples que los recibieron a tiempo. Será cansado, pero te sorprenderás. Regularmente, 15% de estos clientes que están felices con su compra apartarán un momento para dejar una calificación positiva. Verás cómo aumentan el número de calificaciones y la puntuación que recibes.

Es posible manejar de forma manual estas invitaciones, pero no verás una mejora en las ventas hasta que tengas un número significativo de calificaciones positivas. Para conseguirlo, necesitarás una herramienta que filtre las ventas y envíe los emails.

XSellco High5 fue desarrollado para resolver este problema. Con un precio de $50 al mes y diseñado para funcionar con todos tus canales de eBay y Amazon, así como con Magento y Shopify, puede enviar miles de solicitudes de calificación que cumplan con las normas de la plataforma a tus clientes cada mes, enfocándose específicamente en clientes que compraron cierto producto. Además, puede excluir a aquellos que necesitaron servicio al cliente, para que no te arriesgues a pedirle una calificación a un cliente poco satisfecho.


Empieza a enviar solicitudes de calificación que den resultados.
Inscríbete para una prueba de 28 días. No necesitas tarjeta de crédito.

Prueba XSellco gratis